Las universidades públicas encabezan la generación de conocimiento y las privadas, la inserción laboral

Madrid Actualizado:30/06/2020 12:18h Guardar

Las universidades públicas son líderes a la hora de generar conocimiento a sus alumnos, pero las privadas son mejores en ámbitos como la inserción laboral y resultados docentes. Así se desprende de U-Ranking, una clasificación realizada por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

En concreto, según datos de 2018 de los egresados cuatro años antes (curso 2013-2014), las universidades privadas superan a las públicas en los valores promedio de inserción laboral. Además, los egresados de las universidades privadas presentan mejores indicadores medios de afiliación a la Seguridad Social, bases de cotización y porcentaje de contratados en puestos que requieren titulación universitaria.

Las ventajas son importantes, sobre todo, en Ciencias Sociales y Jurídicas, pero también es notable en Ingeniería y Arquitectura, y en Artes y Humanidades. Por contra, en las universidades públicas los resultados de inserción laboral solo son mejores que en las privadas en Ciencias de la Salud.

U-Ranking
U-Ranking

Las claves del éxito en la empleabilidad de las privadas se basan en tres pilares, según Francisco Pérez director de Investigación del Ivie. En primer lugar, debido a su tamaño, tienen una «atención más personalizada» a los egresados, acompañándolos en la búsqueda de empleo, unas «redes de antiguos alumnos más densas y activas», y una concentración de la oferta en títulos más empleables, al no asumir la función de servicio público de atender todas las ramas del conocimiento.

Pérez también destaca que las privadas «se concentran normalmente en áreas metropolitanas con una mayor oferta de empleo» y bases de cotización superiores. El tercer indicador es la extracción social. En la privada, las familias de los egresados han podido pagar matrículas más elevadas y cuentan con ventajas relacionales en «un mercado de trabajo donde la recomendación de amigos y familiares sigue siendo clave» en la búsqueda de empleo.

Lo que más pesa es la rama de estudios

En todo caso, la variable más relevante para la empleabilidad es el tipo de estudios cursados. Así lo confirman las diferencias entre titulaciones en cualquiera de los indicadores de inserción en 2018, en años anteriores y también otras monografías del Programa de investigaciones económicas Fundación BBVA-Ivie. Existen importantes diferencias en la empleabilidad de los egresados en función de la rama de enseñanza del título en que se graduaron.

Los titulados en Ingenierías y Arquitectura y en Ciencias de la Salud presentan mejores tasas de afiliación, mayor ajuste entre su nivel formativo y el empleo y mayores bases de cotización medias a los 4 años de obtener el título. Por el contrario, los titulados en el área de Artes y Humanidades registran las menores tasas de afiliación medias, los de Ciencias Sociales y Jurídicas están, en general, más sobrecualificados en los puestos que ocupan y los de Ciencias tienen la base media de cotización más baja.

U-Ranking
U-Ranking

Por tanto, la clasificación de las titulaciones, en función de un índice sintético construido a partir del nivel y la calidad de la inserción, muestra que las titulaciones de Ciencias de la Salud, seguidas de las de Ingeniería y Arquitectura, se sitúan a la cabeza, mientras que ocupan las posiciones menos favorables las de Artes y Humanidades y algunas titulaciones de Ciencias Sociales y Jurídicas. Las 15 titulaciones con mejor inserción, con Medicina, Podología y Óptica y Optometría en los primeros puestos, pertenecen a las áreas de salud o ingeniería.

El peso de las universidades públicas

Mientras, el dominio de las universidades públicas todavía se refuerza más en el ámbito de la generación de nuevo conocimiento, pero en las actividades docentes los resultados de las universidades privadas son claramente mejores. Las diez universidades que encabezan el ranking de investigación e innovación son todas públicas, las nueve mencionadas en el párrafo anterior más la U. Politécnica de Madrid. La primera universidad privada aparece en el puesto 13 y solo tres privadas (de 30) obtienen resultados en investigación por encima de la media del SUE. En cambio, en las 14 universidades que forman los dos grupos que encabezan el ranking de docencia aparecen diez privadas –Mondragon Unibertsitatea, U. de Navarra, U. Europea de Madrid, U. Internacional de la Rioja, U. Ramon Llull, U. de Deusto, U. Nebrija, U. Pontificia de Comillas y U. San Pablo-CEU, junto a cuatro de las públicas que también encabezan el ranking general.

Lo público también triunfa en el ranking general. Nueve de las diez situadas en la cabeza de la clasificación son públicas. Son las que más destacan por combinar todas las actividades con buenos resultados. La primera es la Pompeu Fabra, seguida por la Carlos III de Madrid, la Autónoma de Barcelona, la Politécnica de Catalunya y la Politècnica de València. La primera universidad privada es la de Navarra, formando parte de un grupo que completa las diez primeras posiciones con la Autónoma de Madrid, la de Cantabria, la de Barcelona y la Rovira y Virgili.

La clasificación U-Ranking 2020 analiza 70 universidades españolas, 48 públicas y 22 privadas, mediante el seguimiento de 20 indicadores distintos. Además, como resultado de todos los datos recogidos, la web de U-Ranking permite comparar 3.359 grados universitarios oficiales de 70 universidades públicas y privadas y ofrece información sobre la inserción laboral de cerca de 1.800 de ellos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn