El ahorro de los hogares aumenta al 11% por el impacto de la pandemia

Los hogares españoles gastaron entre enero y marzo menos de lo que ingresaron, lo que llevó a que su tasa de ahorro se situara en el 11,2 % de su renta disponible, 2,8 puntos superior a la del trimestre anterior, debido al descenso del consumo por el impacto de la pandemia del coronavirus. La reducción del gasto fue de un 5,2% con respeto al mismo trimestre de 2019, el mayor descenso desde el comienzo de la serie estadística. Mirando a todos los trimestres de la serie, la tasa de ahorro del 11,2% es la más elevada desde el tercer trimestre de 2009.

Entre enero y marzo de este año, periodo que se vio afectado parcialmente por el estado de alarma y las medidas de confinamiento, los hogares aumentaron su renta disponible bruta un 1,2%, hasta los 176.013 millones de euros, y su gasto en consumo se situó por debajo de esta cantidad ―72.515 millones de euros, un 5,2% menos frente al mismo trimestre del 2019―, de forma que su ahorro fue positivo. El ahorro de los hogares se situó así en 3.043 millones de euros, frente a los -8.551 millones de euros del primer trimestre de 2019. Asimismo, la remuneración de los asalariados creció un 2,6% interanual.

La tasa de ahorro está calculada eliminados los efectos estacionales y de calendario y es la más alta para un primer trimestre, cuando el ahorro suele reducirse, como ha venido reflejando el INE desde 2003. Según las cuentas trimestrales no financieras de los sectores institucionales, la evolución del ahorro es fruto de la caída en el gasto en consumo final de los hogares frente al mismo trimestre del año pasado, hasta los 172.515 millones, el mayor descenso desde que comenzó la serie.

En cuanto a la necesidad de financiación de los hogares ―con una inversión que cayó un 24,5%, hasta los 6.944 millones―, esta se situó en 4.573 millones, una cuarta parte de la cifra del mismo trimestre del año anterior (18.423 millones).

Por su parte, las empresas no financieras generaron una capacidad de financiación en el primer trimestre de 5.220 millones, un 65,8% menos, que en el caso de las instituciones financieras fue de 8.260 millones, un 40% más. La necesidad de financiación de las Administraciones Públicas, en cambio, creció con fuerza hasta los 9.167 millones frente a los 3.915 del primer trimestre de 2019, una cifra que refleja el repunte del gasto para atender la emergencia causada la pandemia, y que se apunta como el mayor en un primer trimestre desde 2012.

En total, la economía española tuvo una necesidad de financiación de 260 millones en ese primer trimestre de 2020, el 0,1% del PIB, frente a los 1.192 millones, el 0,4% del PIB, del arranque de 2019. De forma agregada, la renta nacional bruta alcanzó los 292.832 millones en el primer trimestre, un 2% menos que en el primer trimestre del año pasado.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn